Comenzamos el año bajo el signo de la mezquindad. #anarquistaslibertad



Quiero terminar el año recordando a todxs lxs compañerxs presxs en las mazmorras del Estado, y en general a todas las personas que son encerradas por cometer delitos casi sin importancia (el 99% de la población presa), para luego ser olvidados por la sociedad. Poco a poco vamos sabiendo más detalles sobre el último atentado terrorista cometido por el Estado español contra La Idea. No se les encierra por haber hecho algo que para las leyes franquistas sea un delito, se les ha encerrado como medida preventiva, según el cuervo Bermúdez, "por lo que pudieran hacer". Temen que una Idea tan fácil de entender y que acabaría con el privilegio se extienda; ellos son los que tienen miedo, porque ellos son quienes más tienen que perder, su represión solamente sirve para dar la razón a quienes saben a ciencia cierta que los servidores del Estado son unos criminales organizados.
 
Como viene siendo habitual, las 7 personas que ahora han encerrado por menos que nada, van a sufrir el Régimen FIES (aunque no sé exáctamente qué grado); por leer, pensar y debatir sobre ello en el Ateneo les van a dar el mismo trato que a narcotraficantes, sicarios o terroristas, mientras Blesa se pasea con su nueva zorrita de lujo a la que llama esposa y se aloja en casa del cónsul en Londres. Este Régimen FIES sólo es propio de regímenes autoritarios , de los tiempos de Franco vamos, claro que a estos puercos del eterno fascio ya les gustaría darle garrote vil a todo el que tosiera.
 
Esta noche vamos  a entrar en un año en el que muchxs compañerxs se encontrarán tras las rejas sin saber la razón de ello, aunque sí que conocen la sinrazón de su situación, la peor gentuza de nuestra tierra puede encerrar con la ley en la mano a las personas más comprometidas con el bien común, pueden llamarles terroristas o lo que se les ocurra, y todo ello impunemente, con la perrera estatal y la piara militar atenta y presta a "servir a la patria". Todo ello con la miserable connivencia de los irrisoriamente llamados partidos de izquierda, puesto que ninguno de ellos, ya sea PSOE, IU o Podemos (aunque estos últimos no sabemos muy bien de que van), han tenido ni siquiera una pequeña muestra de solidaridad ante semejante injusticia, como no les votan no les importan.
 
Un fuerte abrazo para todas las personas que arriesgan lo que más valoran, la libertad, porque anteponen el bien común al suyo propio. No estáis solxs, todos los días os recordamos y cada día que pasa más fuerte es nuestra convicción de hacer lo correcto. Los terroristas son quienes encierran, torturan y destruyen vidas, no quienes buscan el bien para todos a través del mutuo apoyo y la libertad individual. Espero que esta pesadila dure poco y pronto estéis en la calle disfrutando de la libertad que nunca os debieron robar. Salud y libertad.
 
 

La "moral" católica, apostólica, románica y falangista del PP




La salud, la libertad y el derecho a contestar, los tres pilares que sustentan a los Derechos Humanos nos han sido arrebatados de una tacada. Ha llegado la hora de la verdad, la hora de despertar del "sueño democrático" para encontrarnos con la peor de las pesadillas imaginables; el fascio y el Opus vuelven a controlar nuestras vidas, vuelven a decirnos que es moral y a condenar a quien se atreva a contestar, volvemos a las mismas de siempre. Estos asquerosos que se autedoniman "demócratas de toda la vida" vienen a darnos lecciones de moral, los hijos y nietos de los criminales indecentes que medraron a la sombra del dictador, se nos muestran como adalides de la democracia, la libertad y el bien común.
 
 
Esta vez han ganado sin necesidad de una guerra, solamente han necesitado enmascarar su rostro cadavérico tras una pátina de supuesta honorabilidad a través del engaño llamado sufragio universal. Gracias a esta farsa nacida en la bastarda transición (bastarda porque no se le conoce padre ni madre, aunque hay muchos candidatos a serlo) poco a poco, y gracias a la impostura sociata y eurocomunista, han conseguido situarse en el Poder con eso que los imbéciles que nunca se enteran de nada llaman "mayoría absoluta".
 
¿Qué le ha pasado a esta tierra para que sus habitantes griten ¡vivan las cadenas!?, ¿como es posible que los herederos de quienes mantuvieron en el terror cotidiano y la mayor de las inoperancias intelectuales a todo un pueblo durante 40 años, ahora sean nuestros "representantes"?. ¿Hasta qué nivel de estupidez hemos descendido para creer que un gobierno cuya legitimidad se basa en el voto de 1/3 del censo electoral, puede hacer y deshacer a su antojo lo que ha costado en construirse décadas de sudor y sangre a lxs obrerxs?
 
 
Esta gentuza valora la inteligencia humana en función de como mejor engañar al prójimo, nunca como lo que nos diferencia de los animales. Para ellos la cultura es una amenaza a sus privilegios; los ataques al teatro o al cine a través del IVA y el precio de los libros o Cd´s, no es algo fortuito, simplemente que para quien quiere vivir de los demás, siempre resultará más fácil engañar a iletrados ingenuos que a quien te pueda contestar. Ahora también quieren cortar el acceso a la cultura y la información a través de Internet, el mayor avance cultural jamás conocido por la humanidad. Eso de que los obreros puedan tener una amplia biblioteca y por lo tanto un cerebro bien nutrido, capaz de ver el engaño y decidir como quiere que sea su vida, en lugar de que otros decidan como será, no parece plato de gusto para aquellos que viven de ti a través de tu ignorancia.
 
 
Los nuevos requetés del fascio (esta vez disfrazados de demócratas de toda la vida) quieren volver a imponer su pútrida moral católica, quieren que España retome el título de Guardián de la Fe en Occidente, donde los curas dictan qué es decente mientras disparan al pueblo desde las alturas de sus campanarios, absuelven de todos sus pecados a criminales asesinos de personas honradas y escupen su veneno desde sus púlpitos.
 

Votar y al estado (animal) perpetuar



Podemos parece que va ganando cándidos adeptos cada vez que los falangistas juancarlistas abren sus hocicos porcinos. Para no variar, los de la caverna siguen siendo tan torticeros, casposos y cutres como siempre lo han sido. Podemos, junto a Ciudadanos, UPyD o Vox, forma parte de eso que ha venido a llamarse (irrisoriamente) los partidos de la regeneración democrática, como si esta fuese un cangrejo que repone por sí mismo las patas perdidas. Aunque parece que los podemitas están subiéndose a la chepa del Estado, todo es un juego de prestigiditación que sucede ante espectadores crédulos y confiados, porque Podemos también es Estado.
 
Que comience el circo electoral...
 
El cachorro que el Estado amamantó, concediéndole largas horas de TV en prime time y permitiendo que su ponzoña dialéctica infectara de esperanza al cándido y voluble electorado español, ahora amenaza con convertirse en uno de ellos, y con la venia del público oigan; bueno, con que consigan 1/3 del total del censo, ya tendrán lo que querían, y democráticamente graznarán los nuevos y flamantes salvapatrias.
 
Párense a pensar un momento, en todos estos años de farsa democrática ¿a cuántos partidos del calibre de Podemos se les ha dado tanta cancha mediática? La TV siempre ha estado copada por el tándem inmovilista PPPSOE y de lejos los eternos aspirantes a serlo, IU. Nunca antes se concedió tal privilegio en la máxima máquina de manipulación del Estado a un partido minoritario, porque Podemos y sus apóstoles están ya hasta en la sopa oigan.
 
El Estado, y por supuesto la Corona, que es el mismo Estado, ve peligrar la poca legitimidad que lo sustenta, con todo lo llovido hasta ahora no es difícil adivinar que existe una gran proporción abstencionista en nuestra tierra, mantenida en el tiempo y precisamente con la misma proporción de votos que la del partido gobernante. ¿Qué pasaría si esa proporción superase largamente a la del partido "ganador" en la rifa electoral? Por ejemplo; un partido (cualquiera) gana las elecciones con 1/3 (escaso) del total de votos, pero la abstención llega hasta el 50%, superando así en un 20% al supuesto partido con "mayoría absoluta", porque así es como se llama en España a un partido que no ha sido votado por el 66% de la población.
 
Bueno, seguramente pasar no pasaría nada, en principio, gobernaría el partido que hubiese acaparado más votos y se intentaría dar una imagen de normalidad democrática haciendo algún lavado de cara, poco más... o nada menos, porque cualquiera con dos dedos de frente podría argumentar (con principios empíricos irrebatibles) que el partido gobernante se encuentra en minoría absoluta y por lo tanto carece de legitimidad. Sería un iluso por mi parte si pensase que con esto bastaría para acabar con el privilegio, pero si que sería un comienzo para la conciencia colectiva y sobre todo individual. Si no estás de acuerdo con algo, no intentas que ese algo continue, a no ser que exista una coerción para aceptar lo que no te gusta. Si esta manera de organizar la sociedad, en la que siempre hay unos sobre otros e impera la ley de la jungla de asfalto, la de los "listos", no te gusta, entonces ¿por qué votas?, ¿por qué depositas tu confianza en manos de personas que solamente conoces por lo que graznan en TV?. El empoderamiento de los de abajo nunca llegará si estos dejan hacer a otros más "listos" y "preparados", solamente será posible a través de la cultura, del amor propio y de la decisión, nunca a través de la votación.
Los nuevos aspirantes a administradores de la esperanza...
 
Ni unidos, ni progresistas, ni demócratas: falangistas
A Dios rogando y con el crucifijo enculando
Yo soy español, español, español (de los de antes claro)
 
Pasamos del "Mao dijo que el Poder nace en la boca de los fusiles" al "el Papa Francisco es un hombre valiente".
 

Teresa Claramunt. Anarquía

 
 
¿Qué es la anarquía? ¿Es el arte? Es más. ¿Es la ciencia? Es más. ¿Es el trabajo? Más aún. ¿Es el amor? Más, más.
 
La Anarquía es la Vida.
 
Existen eminentes artistas, hombres de ciencia, seres que aman y millares de seres que en labores manuales emplean su esfuerzo, pero en todo ese conjunto de actividades muéstrase la debilidad. Fatal es la aspiración creadora de la vida. El ambiente opresor de esta sociedad metalizada absorbe su potencia.
 
El artista tiene estómago y aquellos que poseen los medios para satisfacer sus necesidades son unos alcornoques, lo cual imposibilita que él pueda elevarse a las regiones hacia las que se encamina el progreso. La inspiración que ha de proteger al monopolio de los ignorantes que poseen dinero no puede embellecer la vida o hacerla dichosa.
 
Hágase también referencia a los hombres de ciencia viéndose obligados a confundirse generalmente con los ruines comerciantes que ponen precio a la ciencia cual si se tratara de pellejos de vino.
 
Y a qué hablar de ese otro ejército humano de los obreros, averigüemos cómo viven, de qué se nutren. Mirad sino su cara. Es la más exacta representación de la muerte, mutilados miembros aterradoramente por la insaciabilidad del parasitismo.
 
El amor, la delicada planta que al surgir a la vida halla la muerte. La Sociedad actual carece de ambiente para ese factor conjunto de felicidades. Los pueblos hoy lo sustituyen por el egoísmo, por un convencionalismo disfrazado en formas mil.
 
El arte, la ciencia, el trabajo y el amor. Sol vivificador niega su calor a los humanos seres porque el vil capital crea espesos nubarrones por entre cuya densidad se revuelven los idiotas, los malvados, los hipócritas, parásitos todos que conspiraron contra la vida.
 
Los que adoráis el arte, los que amáis la ciencia, los que rendís culto al trabajo y al amor continuaréis revolcándoos en el seno de la muerte si no sois viriles, despojándoos de los perjuicios que os envuelven y luchando ante todo por el pleno goce de la vida, la Anarquía.
 
Publicado originalmente en El Productor, Barcelona, 23 de mayo de 1903. Extraído desde «Teresa Claramunt, la virgen roja barcelonesa». Recuperado el 16 de septiembre de 2014 desde viruseditorial.net
 
 

Enfermos de Hepatitis C, lo que no tiene cura es la amoralidad de nuestros gobernantes




Son 800.000 los enfermos de Hepatitis C y aproximadamente 30.000 los enfermos graves en España. Sanidad va a destinar 125 millones de euros en el suministro del medicamento Sovaldi, en muchos casos, la única cura para esta enfermedad. La Plataforma de Afectados por Hepatitis C ha denunciado que haya una medicación que pueda curarles y que no se la dan. Los afectados han denunciado que se anteponen criterios económicos a médicos y que no haya presupuesto para todos. Son 125 millones de euros los que va a destinar Sanidad en financiar el medicamento. Cada tratamiento con Sovaldi cuesta 25.500 euros, por lo que sólo se podrán curar, calculan, 4.900 pacientes de un total de 30 mil enfermos graves que hay en España.



A principios del verano pasado, los enfermos de Hepatitis C estaban de enhorabuena; Simeprevir, un nuevo medicamento que eleva considerablemente las tasas de curación, fue incluido en el Sistema Nacional de Salud (SNS) –a un coste de 25.000 euros por paciente tratado–, lo que supuso que desde el pasado 1 de agosto podía ser prescrito sin ningún gasto adicional a cualquier enfermo que lo requiriese. Los pacientes veían así respondidas sus peticiones, tras meses de conversaciones y negociaciones (suplicando por su vida) con los laboratorios y los responsables políticos.

Sin embargo, la cosa tenía truco, un macabro truco. El problema que denuncian los pacientes es que para que Simeprevir funcione y sea efectivo debe ser combinado con otro medicamento llamado Sovaldi. Éste último no está incluido en el SNS, por lo que la prescripción de Simeprevir sin este otro medicamento no sirve de nada para aquellos pacientes muy graves, por lo que los pacientes de Hepatitis B sufren la misma agonía que quien muere en el desierto de sed y agotamiento a pocos metros de un oasis.

Todos los pacientes están solicitando el llamado protocolo de uso compasivo, que consiste, básicamente, en solicitar el uso en España de un medicamento que todavía no está aprobado en nuestro país pero sí en el extranjero. Este procedimiento está reservado para pacientes especialmente graves que necesitan el tratamiento urgentemente. Carmen, ingresada en un conocido hospital madrileño, es uno de esos casos. Con una cirrosis hepática descompensada, se encuentra en una de las fases más avanzadas de la enfermedad, lo que implica que este fármaco es imprescindible para ella. “Mi médico lo ha solicitado, pero él mismo no sabe por qué no llega. La situación es desesperante”, explica Carmen.

Nuestra salud es su negocio


"Protocolo de uso compasivo", así es como se llama el último asidero que tienen estos enfermos crónicos, pero lo que debería haber no es compasión, sino justicia social y valores humanitarios en lugar de meramente económicos. Estas personas no es que sean condenadas a muerte simplemente por una cuestión de dinero, además deben sufrir una larga agonía agravada por el saber que lo suyo sí tiene cura, pero que ese medicamento que puede salvarles la vida no está a su alcance porque la amoralidad de nuestros gobernantes sí que no tiene cura, ni con medicamentos ni con nada.

Al neolenguaje sigue el crimental

 
Esta imagen es un cartel de un concierto de bandas de rock, pero me viene que ni pintado para esta entrada, puesto que el crimental tiene como fin el psicoterror.
 
¿Es delito sentirse identificado con el pensamiento erudito, estrictamente honrado y humanitario de Kropotkin o Bakunin? ¿Es terrorismo querer el bien para todas las personas sin pedir nada para sí mismo? ¿Es violencia denunciar las injusticias y ser implacable con quienes en lugar de personas son parásitos caníbales? Pues en este país gobernado por la caverna más profunda, angosta y peligrosa de toda Europa, si que lo es. Yo me pregunto, ¿se puede castigar el pensamiento?, porque entonces deberían encerrar a más de media España, a todos esos que alguna vez han pensado en estrangular a Rajoy, Montoro, Fatiga Báñez o cualquiera de los miembros del GTMR  (Grupo Terrorista Mariano Rajoy).
 
La incultura, mal endémico de nuestra tierra, juega siempre a favor del fascio, por eso la labor de propaganda libertaria es clave para evitar la confusión. Como todos sabéis, la palabra anarquía siempre es utilizada como sinónimo de caos, fin de la civilización, desorden total o ley de la jungla, aunque precisamente sea todo lo contrario a lo antes dicho. En este país de sénecas de taberna que tras el tercer cubata son académicos de todo, la costumbre de querer saber el como y el por qué de las cosas por uno mismo, en lugar de por bocas de otros, es algo raro, aunque conocerse de memoria las alineaciones de equipos de fútbol farda mucho. Sembramos en terreno estéril, yermo en solidaridad y fértil en egoismo, con una falta absoluta de principios morales básicos y empatía con el igual, cuando la mierda llega hasta el labio inferior, el sálvese quien pueda se antepone a cualquier otra idea.
 
Si en lugar de intentar salvarnos a nosotros y a quienes son más próximos, compitiendo con nuestros iguales por un tarugo de pan, uniésemos nuestras fuerzas contra quienes poseen lo que nos pertenece, otro amanecer llegaría. Si los padres enseñasen a sus hijos que el ansia de conocimiento sirve para poder comprender este mundo de sufrimiento y ser mejoras personas, y que nunca debería tener el objeto de adiestrar a futuros obreros para que compitan entre sí en como mejor servir al amo, estos del PP habrían dejado de existir hace ya mucho tiempo. Piénsalo, si no fuese una imposición, ¿tú te levantarías todos los días a las 7:00 de la mañana para ser explotado en beneficio de un cerdo fascista? Si nadie pudiese estar por encima de nadie y los medios de producción estuvieran en manos de quienes producen, ¿verías cosa lógica y normal el trabajar toda una vida recibiendo migajas y acabar con una pensión de mierda, cuando no todos tus ahorros en manos de banqueros que se pasean en yates?
 
Esto de pensar en exigir lo que nos pertenece por derecho de nacimiento es un grave delito en este país; sin embargo, que los políticos roben y engañen, los banqueros sean dueños de nuestras vidas o los futbolistas no paguen impuestos, es algo intrínseco al ser humano, inevitable, como las riadas tras el deshielo, forma parte del orden cósmico. Si te atreves a contestar te pueden encerrar con la ley en la mano y en cuestión de pocas horas, sin embargo, para encerrar a gentuza de probada inmoralidad y genética fascista se necesitan diez años al menos, y al final es indultado, los crímenes han prescrito o sale a los dos días. Aunque yo no los encarcelaría; prefiero dejarlos en la indigencia absoluta, darles una buena humillación en plaza pública y condenarlos a trabajar de desatascadores de alcantarillas, y como sueldo pan y agua.
 
 
A lxs detenidxos en la Operación Pandora se les ha encerrado en dos días, sin posibilidad de fianza; las pruebas irrefutables de sus "crímenes" son libretas, ordenadores y libros, peligroso material para quienes abonan la incultura y la confusión. El cuervo Bermúdez dice que han quemado cajeros, pero aunque fuese verdad, ¿es ese motivo para arrancar a alguien de su cama mientras duerme, meterlo en un calabozo y a los dos días para la cárcel sin fianza? Blesa y Rato han robado a los preferentistas sus ahorros de toda una vida de trabajo esclavo y privaciones para poder guardar algo y dejárselo a sus hijos y nietos o tener una jubilación tranquila. A los anarquistas se les encierra por pensar demasiado y argumentar razones irrebatibles, a los terroristas económicos se les premia con grandes sueldos y prestigio internacional. El PP ya no se conforma con manipular el rico léxico castellano, al neolenguaje sigue el crimental.

El negocio oculto de las cárceles españolas

 

Grandes empresas, como El Corte Inglés, Banco Santander, Telefónica o ACS, y muchos Ayuntamientos, se benefician del trabajo, apenas remunerado, de miles de presos de las cárceles españolas. También la familia Pujol-Ferrusola, que tiene tras las rejas otro de sus oscuros negocios.
 
El mundo de las cárceles en España es un tema tabú, del que muy poca gente, salvo los que tienen familiares dentro, conoce su verdadera realidad. Como ocurre en nuestro mundo, del sufrimiento de los demás siempre hay alguien que obtiene provecho económico. Eso ocurre también intramuros. Los presos se han convertido en los nuevos esclavos del siglo XXI porque el Estado de Derecho se suele estrellar con los muros de las prisiones, como dice en una entrevista en este mismo número la abogada Charo González.
 
El negocio de las cárceles ha sido denunciado en numerosos foros de Internet, en publicaciones radicales o de apoyo a presos y en blogs de escasa repercusión. Los medios de masas casi nunca recogen noticias que pongan en duda a la institución penitenciaria. Sin embargo, lentamente, gracias sobre todo al testimonio de presos y organizaciones humanitarias o de apoyo a los reclusos, va emergiendo la información a la superficie.
 
El Organismo Autónomo de Trabajo y Prestaciones Penitenciarias (OATPP), dependiente de Instituciones Penitenciarias, funciona como una empresa de trabajo temporal (ETT) y tiene a más de 12.000 presos trabajando en unos 200 talleres. A ellos hay que sumar los que están bajo el control del CIRE (Centro para la Iniciativa de la Reinserción) de la Generalitat catalana, que va por libre. Los internos están cobrando sueldos ínfimos, no tienen derechos laborales y están generando una producción por valor de millones de euros con grandes beneficios para las empresas que los utilizan y que además tienen la ventaja de que se ahorran el pago de luz, agua, teléfono e incluso parte de las cuotas de la Seguridad Social, que corren a cuenta de la Administración; y todo ello gracias a los convenios con la OATPP.
 
El número de reclusos “trabajadores” aumenta año a año y se ha multiplicado por tres en tan solo una década. En teoría estos organismos que contratan presos para el exterior hablan de “programas de reinserción”, aunque lo cierto es que se ha convertido en un negocio lucrativo para muchas empresas. En la  memoria de Instituciones Penitenciarias de 2012 se mencionan unos beneficios en todo el Estado de cinco millones de euros (con ventas de 162 millones) gracias a la actividad productiva de los internos de todas las prisiones: un total de 12.217, de los cuales 3.119 producían para empresas privadas.
 
 
Cien empresas, quinientos clientes
 
Amadeu Casellas estuvo preso en las cárceles españolas durante más de veinticinco años y acaba de publicar el libro Un reflejo de la sociedad. Crónica de una experiencia en las cárceles de la democracia, en el que denuncia con nombres y apellidos a los que se enriquecen con los reclusos. Entre ellos están la familia Pujol-Ferrusola, Telefónica, El Corte Inglés, ACS, el Banco Santander y Ayuntamientos de toda España, pero hay muchos más.
 
El más llamativo es el de la familia Pujol-Ferrusola, porque entre sus negocios también está este penitenciario, aunque no ha salido a la luz tras destaparse el escándalo sobre las actividades de la saga. Marta Ferrusola, esposa del ex presidente Jordi Pujol, estuvo en la directiva del CIRE a finales de la década de los noventa, aunque nunca se la veía por su despacho. El ex recluso Amadeu Casellas la denunció en su día sin éxito ante la Fiscalía porque decía que cobraba un “sueldazo” sin acudir a su puesto de trabajo. Por otro lado está la empresa Servivending, que suministraba productos y máquinas expendedoras al CIRE y que al parecer fue puesta en marcha por uno de los hijos de Jordi Pujol, aunque actualmente solo aparece como administrador único Manuel Antolín Aznar.
 
Según fuentes que investigaron al CIRE, la familia Pujol estuvo desde el principio en esta entidad. Se les conoce también un negocio de flores dependiente de esta institución. Estas iniciativas pronto pasaron a otras manos porque, según las citadas fuentes, “los Pujol ponían en marcha el negocio y luego lo vendían”.
 
El Corte Inglés se enriquece con los presos por partida doble. Por un lado los tiene trabajando para sus tiendas en unas condiciones precarias y por otro lado son luego los propios reclusos los que adquieren esos productos. La multinacional de Isidoro Álvarez suministra sábanas, mesas, camas, bandejas de comida, sillas, ropa para penados y funcionarios, mantas, colchas y hasta los lotes higiénicos. Y son los presos los que están fabricando todo el material textil con sueldos que no pasan de 200 euros al mes. También Correos usa presidiarios como mano de obra, cobrando menos de 12 euros por ocho horas de trabajo.
 
Otras muchas empresas y sectores se nutren de la mano de obra barata de las cárceles. Por ejemplo, el de fabricación de automóviles. En las cárceles se fabrican los salpicaderos de Seat, Volvo y Renault. También se producen las pastillas de frenos de casas muy conocidas como Jurid. En Lleida los presos le fabrican a la bodega Raimat cajas de fruta de madera y cartón. Hay imprentas donde se hace casi todo el material de los juzgados y audiencias de Cataluña. En Girona, los presos confeccionan con sus manos los álbumes de fotos que fabrica la empresa Manuart.
 
Otro de los que saca tajada del negocio de las cárceles es el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, a través de su empresa ACS. Construye las cárceles y después cobra el alquiler, como es el caso de Brians 2, la prisión de Manresa, la de Figueras, la de Tarragona y muchas más por todo el territorio español. Por cada una de ellas, dice Casellas en su libro, “cobra al mes más de un millón de euros”. Florentino Pérez fue uno de los constructores que se benefició del Plan de Creación y Amortización de Centros Penitenciarios que supuso la construcción de 46 nuevas infraestructuras penitenciarias en el periodo 2006-2012, con una inversión de 1.647,20 millones de euros, además de otros 1.504 millones ya aprobados por anteriores Consejos de Ministros. Otras empresas que también se han beneficiado son COMSA y Ferrovial. De la primera, su consejero delegado es Josep Miarnau, mientras que Ferrovial está presidida por Rafael del Pino Calvo-Sotelo. También participan del reparto del pastel FCC, grupo de empresas de las hermanas Koplovitz.
 
Otros productos que hacen los presos son los mosquetones para practicar la escalada y el rápel. También hay trabajos para empresas externas de carpintería metálica, confección industrial o cultivo en invernadero, a los que hay que añadir las tareas para las propias prisiones, como cocina, panadería, mantenimiento, jardinería y lavandería.
 
Telefónica hace también negocio a costa de los presos, pues mantiene una situación de monopolio. Ello es posible porque todos los reclusos deben comprar obligatoriamente las tarjetas de Telefónica para llamar a su familia, amigos, abogados, etc. Cada tarjeta cuesta un mínimo de 5 euros y pueden hacer dos llamadas a móvil si llaman dentro del territorio español. Si es al extranjero, el coste de la llamada se dispara. Los presos pueden llamar cinco veces a la semana con un coste mínimo de 10 euros semanales por preso. Como en España son más de 60.000, calcúlense los beneficios.
 
En Euskadi los presos trabajan para Eroski y Citroën. En Cataluña el Grupo Codorniu tiene a condenados trabajando para bodegas de Lleida. Otras empresas que utilizan la mano de obra barata de los presos son Saveco, Valeo (automóviles) y Asimelec (electrónica y comunicación).
 
Además OATPP tiene contratos con Ayuntamientos de toda España y todo signo político. Las Cámaras de Comercio de muchas provincias firman convenios con esta entidad. También tiene convenio con las cárceles la Confederació d’Associacions Empresarials de Balears (CAEB).
 
Se calcula que más de 100 empresas y 500 clientes particulares contratan presos, aunque la cifra real es difícil de conocer ya que los datos no se hacen públicos y no aparecen en el BOE. En este sentido hay que mencionar al blog en apoyo a los presos, Punto de Fuga, que está haciendo un meticuloso trabajo de investigación sobre estas empresas.
 
Las denuncias sobre explotación de presos empiezan a ser cada vez más numerosas. La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía informó recientemente de que unos 12.000 reclusos están empleados en la cárcel con sueldos de hasta 0,5 euros a la hora y entre 80 y 300 euros al mes. Señalan que la vulneración de derechos laborales de los presidiarios es “un problema casi desconocido” que niega horas extra o vacaciones y “aporta un subsidio de desempleo máximo de 100 euros”.
 
Otras fuentes coinciden en que los presos empleados no tienen pagas extraordinarias, horas extra o vacaciones ni por supuesto posibilidad de denunciar su situación a través de los sindicatos, porque éstos están ausentes de las cárceles.  Al obtener la libertad, por haber cotizado, no disfrutan del subsidio de excarcelación –426 euros, hasta en 18 meses– sino de la prestación por desempleo que apenas llega a los 100 euros, por lo que muchos internos prefieren no trabajar. Los salarios, según estos informadores, oscilan entre los 120 a los 150 euros al mes, con horarios de 8 horas diarias, cinco días a la semana.
 
El Banco Santander hace caja
 
Valentín Matilla González es un ex recluso que estuvo tres años en Villabona (Asturias) y fue excarcelado en noviembre de 2013. Corrobora lo que publica Casellas: “Hay negocios en todas las cárceles, pero solo algunas se consideran ‘productivas’, porque fabrican para empresas”. No es el caso de la prisión de Villabona, pero sí, por ejemplo, de la del Dueso (Cantabria), “a la que todos quieren ir porque trabaja con muchas subcontratas y hay mucha indigencia. Para que te trasladen tienes que portarte bien y por supuesto hay tráfico de influencias”.
 
Habla de El Corte Inglés, el suministrador “oficial” de los objetos de consumo de los presos: “Si un interno quiere tener una televisión, no puede ir al mercado libre, sino que tiene que comprarla en El Corte Inglés”. El sistema es el siguiente: aparece por las cárceles cada 15 días lo que los internos llaman “el demandadero”, que recoge las necesidades de productos y objetos de los reclusos. Luego acude a El Corte Inglés a por ellos.
 
También el Banco Santander se beneficia de una situación de monopolio porque los presos solo pueden tener sus ahorros en la entidad de Botín. Incluso, si se mandan transferencias, tienen que ser a través de este Banco.
 
Los presos gastan e ingresan a través de una tarjeta vinculada al Santander. Pueden ingresar un máximo semanal de 100 euros, lo que ocurre habitualmente los miércoles. Si, por ejemplo, el ingreso se hace un jueves, hasta el siguiente miércoles no se cobra, “así que imagínate qué negocio hace el Santander con el dinero de todos los presos de España durante los días que no pueden hacer uso de él”.
 
Matilla conoció a muchos presos que venían de otras cárceles españolas y le contaron los negocios de cada localidad. Pone el caso de Alcalá-Meco, en el que un director trasladó la panadería de la prisión al exterior para aumentar el negocio.
 
En el Centro de Integración Social (CIS) de Villabona se preparan los destinos remunerados para algunos internos. Por ejemplo, para el sector  de limpiezas, en el que la remuneración es de 150 euros mensuales. En la cocina las condiciones laborales “son un escándalo”, según Matilla, en referencia a las largas jornadas y la escasa remuneración. Luego están los cursos de jardinería remunerados que se realizan a través de convenios entre instituciones penitenciarias y muchos Ayuntamientos españoles.
 
Los presos aseguran que no existen tales cursos, sino que son enviados a trabajar igual que los empleados municipales, cobrando unos 300 euros mensuales con la misma jornada laboral que sus compañeros; además, aseguran, tienen que pagarse el transporte.
 
El Ayuntamiento de Langreo fue el primero de Asturias que firmó un convenio con la prisión de Villabona a través del CIS. En teoría los reclusos trabajan en un taller de formación para aprender un oficio y luego reinsertarse en la vida laboral. Lo cierto es que no es así. Son peones utilizados (sin recibir ninguna formación) en las tareas de jardinería del Ayuntamiento. No está con ellos ningún monitor o formador sino que son grupos de 3-4 personas acompañados de un empleado municipal que les indica la tarea a realizar.
 
Los presos con los que contactó esta revista aseguran que para este tipo de trabajos no se hacen nóminas sino que “te dan un papel de mala manera”. En Villabona, dice Matilla, los destinos remunerados “los maneja un tipo, la mano derecha del director de seguridad, que por supuesto funciona por medio del tráfico de influencias, con sus chivatillos y una cola de gente esperando para que les reciba y les de un trabajillo”.
 
Antiguamente había economatos que ahora han pasado a denominarse “boutiques”. Este cambio de nombre ha supuesto simplemente un aumento de precios de los productos que se venden.
 
 
 
Funcionarios a cuerpo de rey
 
Pero no son solo los empresarios los que sacan tajada de los presos. También se benefician muchos funcionarios de prisiones, que utilizan entidades públicas, como el CIS o el CIRE, desde las cuales se mueven todos estos negocios, muchas veces camuflados como talleres de formación, y cuya filosofía empresarial no es por supuesto explotar a los presos sino “integrarles en el mundo laboral”.
Según Casellas los empleados del CIRE “viven a cuerpo de rey y son parte del entramado que explota a los presos”. ATLÁNTICA XXII intentó ponerse al habla con Instituciones Penitenciarias para preguntar sobre estas denuncias, aunque indicaron que por “vacaciones” nadie podía atender a la llamada de la revista. Lo mismo ocurrió con otro de los organismos denunciados por Casellas en su libro, el CIRE. Su directora, Elisabeth Abad i Giralt, eludió contestar a las preguntas de esta revista, aunque desde  el gabinete de prensa mandaron un mensaje en el que afirmaban que el CIRE tiene un objeto más social que económico y que “es una empresa pública de la Generalitat de Catalunya que se ocupa de la reinserción de las personas privadas de libertad, mediante la formación en oficios y el trabajo penitenciario”.
 
Fernando Romero. Publicado en noviembre 10, 2014. ATLÁNTICA XXII Nº 34
 
Fuente del texto:

Yo también soy un Nihilista. Renzo Novatore



Soy individualista porque soy anarquista y soy anarquista porque soy nihilista. Pero percibo al nihilismo, también a mi manera particular.
 
No me importa si su origen es escandinavo u oriental, tampoco si tiene o no una tradición histórica, política, práctica o teórica, filosófica, intelectual, espiritual.
 
Me llamo a mi mismo nihilista porque se que el nihilismo significa negación. Negación de toda sociedad, de toda cultura, de toda regla y de toda religión. Pero no anhelo al Nirvana más que al desesperado y débil pesimismo de Schopenhauer, que es peor que el violento repudio de la vida en sí. Mi propio pesimismo es entusiasta y dionisíaco como una llama que prende fuego a mi opulencia vital, que desdeña a toda cárcel teórica, científica y ética.
 
Y si me considero a mi mismo anarquista individualista, iconoclasta y nihilista, es precisamente porque creo que existe una más noble y más integra expresión de mí llena de voluntad y abundante individualidad que, como río que está desbordando, desea extenderse, arrastrando con impetuosidad a los cercos y diques, hasta chocar contra las rocas de granito, partiéndose en pedazos y disolviéndose a su vez. No repugno a la vida. La elogio y la canto.
 
Quien renuncia a la vida porque siente que ésta no es más que dolor y pena y tampoco encuentra el heroico coraje para suicidarse es, según mi opinión, una figura rara y un hombre condenado, exactamente así como uno es un deplorable ser inferior si cree que el sagrado árbol de la felicidad es una planta torcida por encima de la cual todos los monos logran trepar en un futuro más o menos lejano y que en aquel entonces la sombra del dolor será despejada por fosforescentes fuegos artificiales del verdadero Bien...
 
La vida, para mi, no es ni buena ni mala, no es teoría ni una idea. La vida es una realidad y la realidad de la vida es la guerra. Para alguien que es guerrero nato la vida es fuente de placer, para los demás es simplemente fuente de humillación y pena. De mi vida no exijo más el alegre placer. No podría ofrecérmelo y ya no sabría qué hacer con el, ahora que mi adolescencia se ha ido...
 
En vez de eso exijo que me de el perverso placer del combate, el que me ofrece los afligidos espasmos de la derrota y las voluptuosas emociones de la victoria. Derrotado en el fango o vencedor en el sol, ¡canto a la vida y la amo!
 
No hay otro reposo para mi espíritu rebelde aparte de la guerra, así como no hay felicidad más grande para mi errabunda y herética mente que la afirmación sin obstáculos de mi capacidad de vivir y gozar. Cada una de mis derrotas me sirve sólo como un sinfónico preludio para una nueva victoria. A partir del día en que llegué a la luz, tras una fortuita casualidad la cual no voy a analizar ahora, iba llevando conmigo mi propio Bien y mi propio Mal. Esto significa: mi alegría y mi pena, todavía en un estado embrionario. Y ambos evolucionaron conmigo con el paso del tiempo. Cuanto más intensamente sentía placer, más profundamente percibía la pena. No puedes suprimir a una sin suprimir la otra.
 
Ahora he derribado la puerta y descubrí los jeroglíficos de la Esfinge. El placer y la pena son simplemente dos licores con los que la vida se está emborrachando alegremente. Por lo tanto no es verdad que la vida es un sucio y espantoso desierto en el que flores no florecen más ni las frutas rojas maduran. Y hasta la más poderosa de todas las penas, una que conduce un hombre fuerte al consciente y trágico derrumbamiento de su propia individualidad, es sólo una robusta encarnación del arte y de la belleza.
 
Y vuelve otra vez la corriente humana universal con las cegadoras rayas del crimen que destruye y arrastra a toda la cristalizada realidad del limitado mundo de los muchos para elevarse hacia la absoluta e ideal llama y dispersarse en el interminable fuego de lo nuevo.
 
La rebeldía de un ser libre contra la pena es sólo el más íntimo, apasionado deseo por un placer más intenso y más grande. Pero el placer más grande aparece delante de él únicamente en el espejo de una pena más profunda y se junta con él luego en un inmenso y bárbaro abrazo. Y de este inmenso y fructífero abrazo brota la noble sonrisa de uno que es fuerte, mientras que, en medio del conflicto, canta el más estruendoso himno a la vida. Un himno tejido de ultraje y desprecio, de voluntad y grandeza. Un himno que vibra y palpita en la luz del sol, mientras que ello ilumina a las tumbas, un himno que resucita a la nada y lo llena con sonidos.
 
Más allá del espíritu esclavo del Sócrates que estoicamente acepta la muerte y del libre espíritu del Diógenes que cínicamente acepta la vida, se está alzando el triunfal arco iris sobre el cual baila el sacrílego aniquilador de los nuevos fantasmas, el radical destructor de todo mundo moral. Es el ser libre que sigue bailando por las alturas, entre el magnífico resplandecer del sol. Y cuando las gigantescas nubes de la oscuridad tenebrosa se elevan desde los pantanosos abismos para impedirlo que vea la luz y bloquear su camino, aquel se abre el camino a tiros de su Browning o les para la marcha con la llama de su imponente fantasía, obligándolas a someterse como humildes esclavos debajo de sus pies.
 
Pero sólo aquel que sabe y ejerce la rabia iconoclasta de la destrucción es capaz de poseer el placer nacido de la libertad, de esta libertad única que se fecunda por la pena. Me levanto contra la realidad del mundo exterior por el triunfo de la realidad de mi mundo interior.
 
Rechazo la sociedad por el triunfo de mi Yo. Rechazo la estabilidad de toda regla, toda costumbre y toda moralidad por la afirmación de todo instinto que hierva con voluntad, toda emocionalidad libre, toda pasión y toda fantasía. Me burlo de todo deber y todo derecho para poder cantar la libre voluntad. Desprecio el futuro para sufrir y complacerme con mi bien y mi mal en el presente. Aborrezco la humanidad porque no es mi humanidad. Odio a los tiranos y desprecio a los esclavos. No quiero y no ofrezco solidaridad, porque estoy convencido de que ella es una nueva cadena y porque estoy de acuerdo con Ibsen que el más solitario es el más fuerte. Este es mi Nihilismo. Vida, para mi, no es más que un heroico poema de placer y perversión, escrito con las ensangrentadas manos de la pena y el dolor o un trágico sueño de arte y belleza.

Publicado en “Nichilismo”, nº 4, Milano, 21 de mayo de 1920
 
 

Operación Pandora, nuevo ataque del Estado al movimiento anarquista

 
 
Le ha faltado tiempo al gobierno para aplicar su ley mordaza, y para variar le ha tocado a los anarquistas en primer lugar, ya que a estos no se les compra con promesas de un futuro carguito y demás prácticas habituales en nuestra mafiocracia. Curioso nombre el que le han puesto a la operación, Pandora; quizás porque quieren provocar la reacción de los ácratas y abrir así la caja de los truenos, para después tener una excusa con la que acabar definitivamente con el movimiento libertario. Con Podemos ya han conseguido sacar de la calle a buena parte de la militancia obrera, pero los anarquistas siguen en la calle propagando sus ideas, algo que esta piara de fascistas que nos gobierna no está dispuesta a permitir.
 
Han asaltado las casas de los detenidos bien entrada la madrugada, con nocturnidad y alevosía, al estilo de las hienas merodeadoras. Los perros de pren$A escriben en grandes titulares "operación contra el terrorismo anarquista", aunque mucha gente medianamente inteligente se preguntará, sin necesidad de poseer una sabiduría erudita, ¿qué terrorismo?, ¿cuándo hemos tenido un atentado anarquista en España?. Esta gentuza sin humanidad, sin corazón y sin alma quiere defenestrar a personas comprometidas con el bien común tachándolos de terroristas, cuando ellos tienen menos autoridad moral que Hannibal Lecter. Dicen los perros de la Generalitat que están acusados por haber puesto algunos "artefactos explosivos", pero en ningún telediario hemos visto hablar sobre ello, con el bombo mediático que se le suele dar a este tipo de cosas, pero eso da igual, lo ha dicho un perro estatal y con eso es más que suficiente para destrozar cuerpos y mentes.
 
 
En las noticias se avisa de la posible extensión de la operación también en Madrid, para acojonar a los militantes madrileños y hacerles ver que sobre sus cabezas pende una espada que podrá caer según el capricho del Estado, esta amenaza no tardará en extenderse por toda Iberia, incrementándose la represión a medida que nos acercamos al circo electoral. Para los garantes de la mafiocracia la posible subida de la abstención es un problema que quieren erradicar. Con Podemos ya han puesto un buen parche para taponar la masiva fuga de votantes y mostrar el descontento en las calles, en lugar de las urnas. El siguiente paso es el atacar a quienes se empeñan en salir a la calle para defender el bien común y que piden decisión y no delegación.
 
Ya lo advirtió este pasado verano el director general de la perrera estatal, Ignacio Cosidó, en unas declaraciones en la TV rebuznó: "el terrorismo anarquista se ha implantado en España y existe riesgo de atentado". Aseguró  la "firmeza" de la Policía frente a manifestantes violentas y aseveró que "nadie podrá alterar la paz social en las calles". Está claro que esta gentuza que gobierna se dan patadas en el culo para perpetrar sus amenazas, aunque se hacen el distraído cuando se trata de cumplir promesas.
 
 
Al parecer, esta vez ha sido la Audiencia Nazional la que ha abierto la jaula a los Mossos d'Esquadra para que salgan de caza. El objetivo principal ha sido la conocida como 'Kasa de la muntanya', una finca okupada entre el barrio de Gràcia y el Parc Güell, y símbolo de los colectivos alternativos. Para perpetrar este nuevo atentado han intervenido 300 policías, y hasta un helicóptero que iluminaba con un potente foco el espacio de operaciones. En este tipo de montajes es fundamental la espectacularidad, así dan la sensación de enfrentarse a gente muy peligrosa; cuando al Ateneo se va a leer, a discutir, a aprender; no a fabricar bombas ni nada parecido. Los mossos cortaban las calles aledañas produciendo retenciones en esa zona de Barcelona. A partir de entonces comenzaron otros registros en los Ateneos libertarios de Sant Andreu y del Poble Sec, ambos en Barcelona. Asimismo en otros diez puntos de Catalunya ha habido registros en pisos y casas particulares.
 
Hasta ahora hay noticia de 15 detenciones (aunque la cifra cambia según las fuentes), la mayoría en Barcelona aunque también ha habido otra persona detenida en Madrid en su domicilio. Las detenciones se han producido normalmente en los domicilios. La policía está requisando móviles, ordenadores y libretas, y en los ateneos incluso libros. En la Kasa de la Muntanya además la veintena de habitantes de la casa se encuentra retenida en el gimnasio de la misma, mientras los agentes registran habitación por habitación del inmueble. Pues eso, las incuestionables pruebas son libros, libretas y ordenadores, instrumentos de concienciación, pero para la caverna que solamente lee la Biblia (y muy de vez en cuando) son peligrosas armas que hacen pensar. La cultura es una amenaza a su engaño, y si no pueden engañar no tendrán más remedio que pegar, por lo que puede que los obreros imbéciles que votaron a Rajoy ya no vuelvan a hacerlo; así que es mejor cortar de raíz y negar la cultura para evitar nuestro despertar. ¿Qué se puede esperar de gentuza que se crió entre asesinos falangistas y beatas franquistas?   No callarán las voces exigiendo que suelten pronto a lxs compañerxs detenidxs, y ojalá que su paso por las mazmorras del Estado terrorista español no les pase factura. Salud y Libertad.

Fuente de la noticia

Una nueva era de esclavitud e inoperancia intelectual

 
En estos momentos históricos que nos está tocando vivir, o mejor dicho sufrir, la respuesta social vuelve a encaminarse por la senda del conformismo y la delegación de responsabilidades intransferibles. Parece que tantas décadas de parlamentarismo no han servido de escarmiento a la población, la única respuesta "inteligente" al masivo robo de quienes deberían ser administradores en lugar de beneficiarios, no es otra que confíar en otros que dicen venir a solucionar los problemas de todos. La situación actual, en este S. XXI que ha alcanzado un nivel tecnológico impensable hace tres décadas, todo ese acervo científico, no es utilizado por el bien de la humanidad, sino que esa tecnología es usada en contra de la mayoría de la población, hasta el punto de hacer creer lo increíble a una masa ciega o que prefiere no ver; no conocer, que se desprecia a sí misma y deja que otros "más listos" decidan por él.
 
La riqueza de la humanidad siempre se basó en el trabajo colectivo, cada uno tenía su oficio y de esta manera todos aportaban algo que servía a todos; todos aportaban, todos trabajaban, todos comían. Sin embargo, en nuestra era tecnológica, el dinero, o mejor dicho, la riqueza, no se produce con sudor, se genera a través de pantallas de ordenador por personas que padecen de hemorroides crónica porque siempre están sentados. De ello resulta que los explotadores ya no necesitan el músculo de los obreros, incluso les estorban a la hora de tener que compartir con ellos los escasos recursos naturales no renovables que aun quedan en la Tierra. Por lo que el plan consiste en llevar a la humanidad hasta la Edad Media mientras que los gerifaltes no conocidos por nadie y sus familias viven ya a mediados del S. XXI. Para ello es imprescindible mantener el crecimiento cero y contener las previsibles revueltas sociales con reparto del trabajo laborando medias jornadas o menos, militarizando a la perrera estatal y abonando la esperanza en un mañana mejor por especialistas muy preparados (para mejor jodernos) y que saben mantener la zanahoria a la justa distancia para que el burro nunca llegue a alcanzarla.
 
Esta situación en la que nos encontramos no responde ni mucho menos a la casualidad, todo está calculado milimétricamente, no se deja un detalle al azar. La falsa crisis, la apertura de todos los cajones de mierda de la mafiocracia, un sistema que solamente funciona a través del engaño, la amenaza o directamente la agresión, que utiliza todo nuestro milenario acervo intelectual en bien de las multinazionales y de unos pocos "tocados por el Dedo de Dios", sabe muy bien hacia donde dirige sus pasos, a una nueva era de esclavitud e inoperancia intelectual de toda la especie humana tras la cual solamente sobrevivirán los más degenerados.
 

Abstención masiva frente al nuevo cambiazo (de trileros) llamado Podemos

 
Iluminación yomismista
 
En todos los años que llevamos padeciendo esta falsa democracia, este tan cacareado Estado del bienestar que nunca alcanzó al 100% de la población ni de lejos, este país que dice no poder asegurar la pensión a quienes han estado pagando religiosamente sus impuestos durante toda la vida; nunca fue tan necesaria la abstención masiva como lo es ahora. Este es el momento, aunque evidentemente no es cosa fácil; convencer al menos a un 75% de la población de que su voto no decide nada es un árduo y largo trabajo que no se hace en dos días, pero, por supuesto, tampoco es algo imposible ni mucho menos. Digo convencer al menos al 75% porque en nuestra farsa democrática solamente se necesita un 30% de participación para que las elecciones sean válidas, nuestros gerifaltes está claro que eso de la legitimidad se lo pasan por el arco del triunfo (de los que ganaron la guerra).
 
Si realmente queremos cambiar radicalmente y para bien la sociedad en la que vivimos y de la que no podemos escapar, el futuro no es reformar algo ya tan parcheado que se cae a trozos, sino construir una nueva sociedad desde los cimientos, en mi modesta opinión creo que el primer e imprescindible paso para ello es la abstención masiva, no existe otra. Actualmente estamos asistiendo a cosas que sólo hace unos meses resultaban poco menos que imposibles. Pedro Sánchez se baja los pantalones y dice que está dispuesto a modificar el Artículo 135; sí, ese que impone por ley pagar primero a los Bancos la falsa deuda y después, si queda algo, que coma y se medique el pueblo, o Rajoy dimitiendo a la inclasificable Ana Mato. Esto lo hacen debido al inesperado auge de Podemos, porque los políticos de partido solamente reaccionan en favor del pueblo cuando están en juego los votos, después... Si están dispuestos a afirmar algo que todos sabemos que nunca cumplirán (como la "transparencia" de Rajoy) porque otros pueden quitarles el bocata, imagináos a qué estarían dispuestos si las estadísticas dieran no ya un 75%, simplemente un 50 ó 60% de abstención, hasta dejarían que se les sodomizara en público y sin condón con tal de ganar votos y robar razones, robar abstenciones.
 
 
Pero lamentablemente este no es el caso, y precisamente son estos nuevos cantamañanas del nuevo cambiazo llamados Podemos quienes tienen buena parte de culpa. La casta, a la que ellos aspiran ser, respira tranquila, ganen o no las elecciones todos ellos conservarán sus "trabajos"; otra cosa muy diferente sería que la población los rechazara masivamente, que cuando salgan a la calle ya no sean respetables señores, sino chusma que se cree muy inteligente por robar impunemente y escupe al de abajo porque solamente quiere vivir en paz y no es un miserable acaparador como él.
 
Pero si votas, me da igual a que partido, tu voto legitima este sistema, y si precisamente lo que quieres es construir algo desde lo humano y no desde lo económico, no creo que la mejor manera de acabar con él sea participar del mismo. Frente a la casta oligárquica y los que aspiran a serlo, el arma más efectiva de los de abajo es la abstención, nunca la delegación.