4 años más de Rajoy por simple y bastardo interés partidista



Todo apunta a que tendremos otro cutrenio negro de Rajoy. Seguirá dictando no porque haya sido masivamente votado, no por lo bien que lo hizo en el anterior cutrenio prorrogado, no; lo será simplemente por interés partidista de los cuatro partidos principales . En primera instancia y cargando con la mayor parte de la culpa tenemos a los sociatas, ellos han dado el poder a este asqueroso que se cree todo un estadista de antología histórica. Pero los demás partidos, en mayor o menor medida, serán los que den el Poder a quienes ya llevan más de cuatro años atentando contra el pueblo al que dicen representar. De los falangitos no podemos esperar más que sumisión ante el partido que a ellos les gustaría ser, su alianza con los peperos es algo natural, una simbiosis en la que los dos ganan y contentan a su electorado. Pero otra cosa muy distinta es que quienes se hacen llamar socialistas y obreros pongan a Rajoy en bandeja de plata el bastón de mando. No tienen excusa posible y lo saben. Aun así, intentan explicar lo inexplicable contando con la inopia cerebral de sus fieles votantes, porque a los que tienen en nómina y paniaguados les basta con el ingreso mensual en sus cuentas bancarias. Esta traición, una más, de la cúpula sociata, da la vuelta como a un calcetín al panorama político en nuestra tierra. El caso es que Rajoy seguirá dictando otros cuatro años gracias al miserable sectarismo partidista, veamos:

A C´s no le interesa que tengamos elecciones en una fecha próxima, necesitan del desgaste pepero que siempre se produce en todos los partidos cuando gobiernan. Tras otros cuatro años de recortes, soberbia y represión, es muy probable que el trasvase de votos franquistas a los neofalangistas sea considerable. En estos cuatro años podrán engrasar bien los engranajes de su partido y consolidarse en muchos ayuntamientos a los que aun no llegan. Así que si depende de estos, Rajoy gobernará otros cuatro años. Han renunciado a cumplir casi todo lo que prometieron antes de las elecciones, cosa que según los tertulianos de TV y radio es algo normal y lógico en política, que los políticos son tahúres con licencia vaya. Son constantemente humillados por sus hermanos mayores peperos, naranjitos les llamaban; pero da igual, según ellos todo es por esa entelequia que aun no sabemos bien en que consiste y que estos mangantes de corbata llaman España. Rivera es imbatible en el terreno dialéctico, el problema que tiene es que esas resabiadas y calculadas palabras carecen de cualquier tipo de matiz humano. Girauta es uno de los monigotes que el Bilderberg tiene en España dentro de casi todos los partidos. La Arrimadas se arrimó a la sombra de Rivera y su vocecita de nunca haber roto un plato no puede esconder su ambición viperina. Villegas es el prototipo de numerario del Opus Dei, si es que tiene cara de monaguillo reiteradamente sodomizado por su párroco, oigan. Así que estos Cuñaodanos han restado votos al PP sólo para que unos nuevos señoritos coman de esa porción del pastel estatal y defiendan con uñas y dientes (nunca con principios y ética) el aseguramiento mensual de tal parte. Y todo por España, todo por usted y tal.

Al PSOE tampoco le interesa una legislatura corta. Necesitan tiempo para lamerse las heridas e intentar explicar lo inexplicable. Ya han perpetrado su traición, el mal ya esta hecho; y no se han pegado un tiro en el pie para poco después rectificar. La sucia abstención sociata es un pack en el que no sólo cuenta el abstenerse, en él también se incluye un período de al menos dos años más de gobierno pepero, aunque me temo que durará toda la legislatura. Al igual que ocurre con los falangitos, durante estos cuatro años harán el papel de poli bueno acusando al malo, asistiremos al ya más que visto y lamentable espectáculo en el que los grajos llaman negros a los cuervos, pero las heces de ambos siempre caen sobre nuestros rostros. Ellos piensan, y no sin fundamentos; que tras cuatro años más de PP y debido al desgaste que conlleva el comportarse como un saqueador sin antifaz, el pueblo no sólo volverá a votarles, sino que incluso rogarán que ellos vuelvan a gobernar. Pedro Sánchez de gira rockera en su carro y Susana Díaz siendo bendecida por los gerifaltes de Bruselas. Pedro es un fantoche al que sólo le interesa su ambición personal, Susana también adolece de la misma degeneración, muy extendida en el ámbito político como ya saben. Pedro es un zombi político y Susana tiene menos carisma que una lapa, todo el que tenga ojos puede ver claramente esta evidencia. Así que sin un líder definido, las bases alborotadas ante la disyuntiva de escoger bando y perder la apuesta y los electores que por fin han visto el demoníaco rostro que tanto tiempo enmascaró el PSOE, ni está el horno para bollos, ni corren vientos favorables como para embarcarse en unas inminentes elecciones. Su "lógica socialista" les lleva a permitir gobernar a los fascistas sólo por puro interés partidista, aunque como todos graznan, todo es por la patria, todo por su bien y tal.

A Podemos tampoco le interesa unas inminentes elecciones, necesitan tiempo para poder extender su red de candidatos por todo el territorio nacional, tengamos en cuenta que prácticamente acaban de irrumpir en la escena política y tener candidatos en cada pueblo de España es trabajo de enanos orfrebes, cosa de años. En estos próximos cuatro años podrán hacer su papel de férrea oposición bromeando en el parlamento con Rajoy, ofreciendo circo del malo y pocas soluciones a nada. Son cuatro años en los que el PP volverá a machacar a los de abajo y en menor medida a los medianos, y es ahí donde Podemos espera encontrar el filón de votos, en la clase media, puesto que los de abajo ya hemos dejado claro en la anterior rifa electoral  que no nos representan, 33% de abstención. Observen como en sus discursos hablan de los trabajadores y las clases medias. Es para descojonarse oir a Iglesias hablar de las clases medias y después ver el vídeo de La Tuerka en el que dice: "Según Mao, el Poder nace en la boca de los fusiles", de antología de maquiavelos de pastel, oigan. Estos no han venido para combatir al fascismo en ascenso, muy al contrario, ellos fomentan que ese fascismo se diga ganador y llame perdedores al 70% de la población que no les votó. Al fascismo no se le combate en las urnas tratándolo como a un igual, como a un digno rival; eso sólo es cosa de politicastros oportunistas que sacan réditos del río revuelto y terminan dando la enhorabuena a sus iguales fascistas cuando sacan más votos que ellos. Así que también para Pablemos es beneficioso que Rajoy dicte al menos otros dos años, tiempo en el que las clases medias sin más orientación política que su propio bolsillo opten por votar a Podemos, ya que C´s ha dejado claro que sólo son una sucursal del PP subvencionada por los mismos Bancos. Dicen que quieren ser como Finlandia, pero sin mandar a la patronal a Laponia para que trabajen de mamporreros de renos en invierno. Dicen que al rey nadie lo eligió, y efectivamente es así, es rey por la puta gracia de Dios y el dedo del Cabronsísimo; pero a la par graznan que Fidel Castro es un ser ejemplar, aunque dictó por propia decisión testicular, nunca por aclamación popular. Se dicen anticapitalistas, pero en su panfleto-muestrario de Ikea aparece constantemente el milico que han fichado, alto mando en la guerra de Libia, como dulce amo de casa. Todo hipocresía y carencia absoluta de autocrítica, propaganda y engaño masivo en busca de eso que llaman "hegemonía", aunque les basta con el 30% del censo para imponerse, al igual que sus iguales de otros partidos.

Tu voto ha vuelto a servir de moneda de cambio entre taimados prestamistas. Cuatro años de constantes atentados contra nuestra salud, nuestra libertad y nuestra dignidad, un año más de prórroga, y los mismos saqueadores siguen en el Poder. Todo ello por interés partidista, no por elección del pueblo. En este nuevo período de más recortes, más represión y más soberbia, se podría consagrar un segundo Pacto de la Moncloa en el que PPSOE y C´s cambien la ley electoral e incluso la Constitución para evitar que el chiringuito admita más socios, entonces será cuando la cotización de tu voto pase de valer para casi nada a rebajarse hasta el coste del estiércol. Salud y Libertad.